sábado, 16 de junio de 2018

Ocampas Unidos / Carlos Ricci


Lunes 18 de junio a las 19h, se inaugura Ocampas Unidos en la galeria Cecilia Caballero con la curaduria de Patricia Rizzo



En las manadas representadas por Ricci ningún miembro acecha a otro. Seres variopintos, algunos con el delineado preciosista de una enciclopedia y otros con rasgos deliberados y fantasiosos se mueven amistosamente tanto en solitario como en conjunto, contrariando con gracia su condición salvaje.
Entre estos seres mayormente gregarios no hay rangos ni órdenes de jerarquía alguna. A excepción de tamaños y especies, no hay entre ellos diferencias, ni componentes minoritarios o desiguales. Aquella bestia de enorme cuerpo, el mediano y aun el más pequeño, todos, tienen su lugar en cada uno de los conjuntos y portan en ellos un mismo linaje. Nadie es vigía ni alfa, o todos lo son. Una bella ilusión de acuerdos tácitos y mutuos parece gobernarlos. Sin perder la noción de grupo, van también erigiendo sus individualidades; no hay noción de autoridad ni caos, prevalece el espíritu de cooperación: tal vez necesidad poética de manada. El artista los piensa como sociedades animales de especies diferentes y comportamientos antagónicos regidas por una armonía fraterna e ideal en cuyos sistemas de organización todo coordina y a la vez, ninguno de los individuos pierde el esplendor de su unicidad.
Tal como se los conoce, la existencia de grupos de animales cooperando obedece a la supremacía obtenida en la defensa frente a otros depredadores, por más facilidad en la búsqueda de alimentos y por las ventajas de la caza en grupo. Se desconocen sin embargo muchos aspectos de las conductas de manada, entre ellos los disparadores de comportamientos de decisión en conjunto, como en el caso de ciervos o búfalos. La fascinación de Ricci por investigarlos, sus morfologías, el punto de vista de sus diseños naturales, las bifurcaciones que han tenido a través del tiempo las representaciones que ha hecho el humano para perpetuar las distintas especies -desde la pintura rupestre hasta nuestros días; el animé, la ilustración científica, etcétera- y el vínculo personal y cercano que ha podido tener con ellos desde su niñez, que refieren a episodios continuos a través de los años, son las motivaciones que han atravesado su producción. Al recorrido imaginario de la recreación en sus formas estilísticas más variadas, lo ha llamado Ocampa; una construcción que arrastra desde sus intereses iniciáticos, cuando encontraba deleite en los manuales de zoología. El imaginario persiste en sus obras actuales, ya que han sido desde siempre ellos, su inspiración. Los simpáticos seres que exhibe, tanto en dibujos como en instalaciones y pinturas e inclusive objetos, oscilan en su aspecto entre la representación más naturalista hasta la visión que bordea lo mitológico. Todos, solitarios y manadas confluyen en su forma ideal y observan un comportamiento utópico coordinado con el entorno. Un enfoque artístico y a medias consciente de llamado a reflexión hacia los seres más depredadores que habitaron y habitan la tierra; los humanos.
Sustituir el punto de vista antropocéntrico es acaso el mensaje del inusual, desconcertante y atractivo reino animal que Ricci presenta: un épico llamado de regreso a lo salvaje y un esperanzado énfasis fraternal desde el arte a los vínculos posibles que pudieran construirse con las llamadas bestias.  

Patricia Rizzo
Junio 2018


domingo, 22 de abril de 2018

Ejemplo Animal

dibujos de mi autoría.


Lugar: subte de cabildo y juramento (en un primer momento pensé en un sitio al exterior pero dada las características físicas del objeto y la transitoriedad de la estación Juramento línea D me parece la mejor opción).

Se trata de una estructura que articula un cartel y una vitrina  formando una sola unidad. Dicha estructura está dedicada a las mascotas pero también tiene elementos culturales  (específicamente dibujos, maquetas y figuras sobre las mascotas en cuestión).



La parte del cartel funciona como un glosario esencial de datos donde se indican tanto la cantidad de refugios en la ciudad de Bs.As. y veterinarias cercanas. Como teléfonos en caso de maltrato animal donde poder denunciar  a quienes cometen estos actos nefastos, o ayudar al animal en caso de estar gravemente herido, perdido o hambriento/deshidratado.

Mientras que la vitrina funciona como un muestrario  de la belleza animal, llamando la atención de los transeúntes que registren, con sus celulares, tanto las piezas como el cartel informativo, aunque este no hayan visto  algún tipo de maltrato.





ejemplos para contruir como seria el estilo de las piezas dentro de la vitrina, que estarían dedicadas al imaginario y fisonomía animal 






antecedentes


diario Clarin

diario La Nacion 



domingo, 14 de enero de 2018

Shaka, entre Santa Cruz & Ocampa (Residencia artística en R.Gallegos/Santa Cruz)







Shaka entre Santa Cruz & Ocampa es el resultado de una residencia artística que se llevó a cabo conjunto con el Complejo Cultural Santa Cruz y el Museo de Ciencias Naturales J. Padre Molina. Consto de residir 20 días en Gallegos donde investigue la fauna y los mitos locales, donde los mezcle con mi mundo ocampa en una suerte de gabinete de curiosidades, aberraciones y fenomenos.






Texto curatorial realizado por el artista y curador Carlos Herrera:
¡El niño ha nacido con rabo! La emergencia de las manadas es un tema recurrente en la mirada representativa y poética del artista Carlos Ricci. Estos seres furtivos muy lejos están de ser los que eran amenazados o perseguidos por los hombres de las cavernas. Sin embargo la cabeza de este autor pareciera estar preocupada en retratar algo que le perteneció a otros. En sostener vivo el apetito de una época de la que sabemos gracias a la investigación de las simbologías encontrada sobre muros de piedras en cavernas y vasijas, por el hallazgo de huesos y la reconstrucción paleontológica de un mundo bestial. Los mitos y leyendas que permanecen vivos desde tiempos ancestrales y que se transmiten de generación en generación resuenan en los laberintos del imaginario y son hoy vitales para poder pensar tanto en estas obras como en las manifestaciones del pasado. Hombres, bestias y creencias. La posibilidad de pensar que la razón, el instinto y la videncia convivan dentro de esta fauna es la respuesta de un presente atravesado por realidades insólitas en las que el humano ha dado cuenta de su fragilidad en un medio donde lo salvaje es sin duda un lugar al que volver. El hombre está confuso y desconcertado, no sabe qué hacer, pensar o decir ante semejante relación de poder. Se rinde y representa su perplejidad. Hay manadas que en velocidad representada enfrentan la realidad de este autor y hay animales libres de grupo o familia que miran a los ojos del espectador generando una parálisis hipnótica y persuasiva. Hay en ellos una relación y complicidad con su creador, un mensaje futurista. Ese encuentro es el presente que Carlos nos trae al hoy: La posibilidad de ser espectadores de una creencia aprendida, fixionalizada y al miso tiempo tan próxima que nos posiciona en un momento amorosamente épico. La esperanza que Carlos deposita en estos seres que retrata es tan frágil y futura como la de un niño recién nacido de parto natural sobre un colchón de paja. ¡El niño ha nacido con rabo! El drama es futuro y el futuro es libertad. Carlos Herrera. Marzo de 2018.



























































Historieta que integro la muestra












En el marco de la residencia brinde el curso de dibujos animados emitidos en la decada del noventa en la Argentina







¿Por que miramos a los animales? John Berger



¿Por que miramos a los Animales? J.B.






Pensamiento Salvaje Levi-Strauss